Los clubes rotarios de Tenerife se resisten a quedarse de brazos cruzados. Segun afirma Jordi Esplugas, presidente del Club del Sur de Tenerife «Nunca lo hemos hecho y ahora menos» Cada semana de forma constante se reunen, en estos momentos de forma virtual, en cada uno de sus respectivos clubes, cinco en Tenerife, para impulsar innumerables proyectos de ayudas y servicios a las personas, como los envíos de alimentos de emergencia a miles de personas, ayuda a familias con niños y mayores, entrega de televisores y tablets a los hospitales y residencias de mayores, donaciones de toneladas de carne, frutas y verduras a las diferentes despensas municipales y Asociaciones Solidarias, entrega de ordenadores portátiles para los alumnos de la universidad, material de protección personal como trajes buzo, uniformes, mascarillas, gel hidroalcohólico y pantallas protectoras a sanitarios, ambulancias, policías y dependientes de comercios, o el apoyo financiero a proyectos dirigidos a enfermos de Alzheimer, niños autistas, con discapacidad o en hospitalización oncológica, en resumen, un amplio abanico de acciones que hacen la vida más segura a muchos sectores de la población. En el orden internacional destacan su aportación de fondos para luchar contra la poliomelitis y su programa de intercambio internacional de estudiantes.

Rotary cumple así 115 años de existencia con su principal lema «Dar de sí, antes de pensar en sí»

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */