Al amparo de la organización de la empresa “Green Padel”, en la localidad sureña de Los Cristianos (Arona), la institución Rotary Club Tenerife Sur ha contado durante dos semanas -desde el pasado día 11 al 23 de abril – con la oportunidad de disponer de una carpa publicitaria de sus campañas solidarias vigentes en la actualidad, especialmente centradas en el proyecto “Un niño, una comida”. La generosa y altruista invitación de la empresa patrocinadora del evento, a través de su dueño, Alejandro Compagnon, hizo posible que ese prestigioso III Torneo Internacional, con centenares de espectadores y público interesado en las evoluciones de esta práctica deportiva en auge, pudieran ser partícipes de las realidades que enfrenta la institución rotaria a través de sus campañas solidarias. No solo todas las personas asistentes fueron testigos y actores de esa presencia informativa puntual y precisa de Rotary Club sino que los propios jugadores, auténticas estrellas de esta modalidad, pasaron por la carpa para informarse con interés y preocupación por los objetivos pretendidos por la sociedad. Dichos jugadores, concretamente la pareja número uno del mundo, conformada por el argentino Juan Martín Díaz y por Fernando Belasteguín, así como la nº 8 del ránking mundial, compuesta por el grancanario Aday Santana y el brasileño Chico Gómez, expresaron su desinteresada disposición por ayudar, en la medida de sus posibilidades, a los objetivos, campañas y actividades programadas por la entidad rotaria. Como testimonio palpable de su gesto personal posaron ante las cámaras de compañeros de la prensa sosteniendo los textos y paneles publicitarios de los proyectos de Rotary Club, en un intento por potenciar su relanzamiento y eco en la sociedad isleña, nacional e, inclusive, internacional, prestando una singular atención ante el próximo evento a realizar por la entidad rotaria, en esta ocasión centrado en la colaboración altruista del Colegio «Costa Adeje» como receptor de fondos entre las familias de sus propios alumnos en beneficio de la consabia campaña Un niño – una comida.